La parcha: una fruta medicinal

La parcha: una fruta medicinal

La parcha también conocida como chinola, maracuyá, fruta de la pasión o “passion fruit” (Passiflora incarnata L.) es una fruta originaria de Sudamérica. Crece en forma de enredadera y posee una flores hermosas que, luego de polinizadas, dan su fruto.

Las flores de esta planta pueden variar en color. Existen unas de color lila en su centro y otras en tonos rojizos.

 

 

Su sabor es ácido y bastante concentrado, es utilizada para hacer jugos, postres, mermeladas e incluso como ingrediente estrella en platos de alta cocina. Normalmente se utiliza su jugo y pulpa para preparaciones en la cocina, no obstante, sus flores, corteza y hojas también son utilizadas como remedio medicinal.

 

 

Cultivo:

La parcha crece en climas tropicales o subtropicales por lo que el Caribe es propicio para su siembra. Se propaga por semillas o por esquejes y crece como una enredadera que necesita en donde apoyarse para desarrollarse bien. Muchas personas la colocan en rejas, verjas, telas metálicas o tendederos. Se necesita espacio suficiente como para que la planta se pueda enredar y desarrollarse correctamente. 

La enredadera de parchas dará frutos luego que sus flores sean polinizadas por abejas o abejones, este paso es vital porque sin polinización no habrán parchas. No necesariamente todas las flores darán fruto, pero si son polinizadas correctamente saldrá una parcha.

 

 

La forma en que un abejón poliniza una flor de parcha se puede visualizar en el siguiente video tomado en mi huerto urbano hace unos meses atrás.

 

 

Como observamos, el abejón se impregna de polen amarillo en su caparazón proveniente de la parte masculina de la flor y mientras va chupando néctar de la flor, el mismo gira vuelta redonda tocando las partes femeninas de la flor y a su vez polinizando la flor. Lo ideal siempre es que el polen que poliniza a una flor provenga de otra flor de la enredadera y no de la misma.

Las parchas se cosechan cuando comiencen a tornarse de color amarillo en su exterior. Una vez cosechada, hay quienes esperan a que el fruto se arrugue un poco en su exterior para consumirlo pues dicen que sabe mejor. Si la cosecha es muy abundante, una buena práctica es sacar la pulpa y congelarla hasta su uso posterior.

 

Perfil nutricional:

La parcha es fuente de vitamina A y C, potasio, hierro y calcio. Al poseer vitaminas C y A lo que la hace antioxidante. La variedad amarilla es más rica en minerales y en provitamina A que la lila.

Las semillas tienen una gran cantidad de proteínas y son ricas en aceite. También son buena fuente de minerales. Contienen cantidades considerables de sodio, magnesio, potasio y calcio. También contienen los 17 aminoácidos que se encuentran naturalmente en la proteína vegetal. La composición de grasa del aceite de semillas parcha contiene dos ácidos grasos esenciales: ácido linoleico (omega 6) y ácido alfa-linolénico (omega 3)1. Por lo que es importante consumir estas semillas como parte de las preparaciones gastronómicas.

 

En la cocina:

La parcha se consume principalmente en jugo pero se utiliza también como parte de los ingredientes de aderezos, postres, mermeladas, helados y cualquier otra combinación que necesite un toque ácido y fuerte. Sus semillas también pueden comerse sin problema alguno y se ha visto que son medicinales, tal y como expuse en el texto anterior.

 

Beneficios a la salud:

La parcha tiene un conocido efecto medicinal de calmar los nervios, de ser relajante y de inducir el sueño2. Posee efectos antiespasmódicos, ayuda a tratar el trastorno de ansiedad generalizada, neuralgia, convulsiones, asma espasmódica, palpitaciones, anormalidades del ritmo cardíaco, hipertensión, disfunción sexual y menopausia. Es común verla como parte de los ingredientes en infusiones que ayudan a bajar los niveles de estrés y ansiedad.

Esta fruta ha recibido atención en la investigación debido a la presencia de compuestos bioactivos importantes como fenólicos, carotenoides, vitamina C y poliaminas en la pulpa, hojas, semillas y corteza. Cuando se dice “corteza” se refiere a la cáscara donde se encuentra la pulpa de la parcha.

 

 

La corteza representa más de la mitad de la fruta (52%), pero al mismo tiempo, es la parte menos utilizada. Se considera un alimento funcional, ya que contiene compuestos bioactivos (fibras) capaces de reducir el riesgo de diabetes y enfermedades cardiovasculares. Diversas publicaciones han sostenido que el polvo de corteza de parcha es rico en pectina, una fibra soluble capaz de formar un gel evitando la absorción de colesterol y glucosa de la dieta. Como efecto positivo, reduce la intolerancia a la glucosa en pacientes diabéticos y disminuye los niveles de colesterol y triglicéridos.3

En estudios hechos con ratas, la corteza de la parcha redujo la grasa corporal en las ratas obesas, por lo que es posible concluir que la corteza de parcha es efectiva para mejorar la composición corporal y los parámetros metabólicos y antioxidantes en ratas obesas.3 Esto no quiere decir que en humanos pasa igual, pero sí es un aspecto a considerar.

Como has visto, la parcha es una fruta muy interesante no sólo por su sabor sino también por sus propiedades medicinales.

¿La has probado alguna vez?, ¿Te gusta su sabor?

 

 

Referencias:

  1. Physical and chemical analysis of Passiflora seeds and seed oil from China.
    https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18608550 
  2. Effect of a medicinal plant (Passiflora incarnata L) on sleep
    https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29410738 
  3. Bark of Passiflora edulis Treatment Stimulates Antioxidant Capacity, and Reduces Dyslipidemia and Body Fat in db/db Mice.
    https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30205562

Related Posts

La Lúcuma: El Oro de los Incas

La Lúcuma: El Oro de los Incas

La lúcuma (Pouteria lucuma), es una fruta cultivada en los valles andinos y originaria del Perú. También es cultivada y utilizada en Chile, Costa Rica y Bolivia. Esta fruta formó parte de la alimentación de las culturas precolombinas y se le llegó a conocer como […]

La Granada: un antioxidante por excelencia

La Granada: un antioxidante por excelencia

La granada es una fruta muy peculiar, no existe en la naturaleza una fruta con esta presentación. Es redonda y posee una pequeña corona en la parte inferior. Adentro encontramos sus semillas generalmente rojas (aunque también puede haberlas en una variedad transparente). El árbol que […]



Deja un comentario


error: El contenido de esta pagina está protegido.