La manzanilla: remedio floral

La manzanilla: remedio floral

La manzanilla (Matricaria chamomilla) es una planta aromática que me recuerda mi niñez. Mi tía abuela de 106 años la sembraba y utilizaba para hacer infusiones junto con el jengibre criollo de su huerto. A mi no me gustaba la infusión de jengibre porque me picaba mucho y por eso siempre me tomaba el “té” de manzanilla endulzado con azúcar. Recuerdo la planta sembrada cerca de su casa con unas flores blancas con un centro amarillo que sobresalía más que sus pétalos.

A pesar de que toda la planta desprende un rico aroma, lo que se utiliza para hacer las infusiones de manzanilla son sus flores secas. Su sabor es ligeramente amargo y también es posible utilizarlas en forma de aceite esencial o tintura. 

La manzanilla es famosa por sus propiedades calmantes y sedantes, de hecho, es por lo que la mayoría de las personas la usan.

 

Existen 2 variedades: la manzanilla romana y la manzanilla alemana. Aunque comparten algunas propiedades terapéuticas son diferentes entre sí.

El término “manzanilla” proviene de una palabra griega que significa “manzana molida” que se refiere a que el olor de la manzanilla se asemeja al de algunas variedades de manzana. Esta derivación se conserva en el nombre español “manzanilla” de “manzana”. Su nombre científico “Matricaria” proviene del latín (matriz o útero), derivado de su uso en la mujer como fitoterapéutico para problemas del ciclo menstrual.14

Se han identificado más de 120 componentes químicos en la flor de manzanilla como metabolitos1 incluidos 28 terpenoides, 36 flavonoides y 52 compuestos adicionales con actividad terapéutica. Todos estos son fitonutrientes le confieren el color, olor y sabor característico a la planta.

 

Con semejante cantidad de componentes, debemos comenzar a entender que las plantas aromáticas no sirven para una sola cosa. Debemos salir del pensamiento actual de la medicina moderna y la farmacología las cuales promueven drogas y medicamentos que sólo funcionan para una cosa en particular. Una sola planta puede ser un mundo de posibilidades y de sanación.

Beneficios y propiedades:

Veamos algunos beneficios y propiedades de la manzanilla adicionales al de calmar y servir como ansiolítico2:

  • Anticáncer3
  • Antimicrobiana4
  • Antiinflamatoria5
  • Propiedades cicatrizantes en úlceras de la piel6
  • Protectora contra rayos UVB del sol7
  • Desórdenes gastrointestinales como dispepsia, gastritis y úlceras en el estómago8
  • Repelente de moscas y mosquitos9
  • Efectiva contra el síndrome premenstrual10
  • Antiespasmódica (espasmos musculares)11
  • Enfermedades cardiovasculares12
  • Resfriado común12
  • Osteoporosis12
  • Diabetes12
  • Insomnio12
  • Lesiones de la mucosa oral (úlceras en la boca)13

A nivel tópico o externo, se pueden hacer colirios para los ojos (enjuague para ojos) los cuales tratan condiciones oculares como los lagrimales bloqueados, irritación ocular, conjuntivitis, entre otras12. También se pueden usar compresas con infusión de manzanilla (frías) para bajar las hinchazón en los ojos y las ojeras. 

Es utilizada para  aclarar el cabello y es un “remedio” natural para aquellas personas que no deseen usar químicos en su cabeza. Se usa para mantener una melena rubia o darle más destellos a un cabello castaño claro. Para lograrlo, luego de lavar el cabello, se hace  un enjuague con la infusión de manzanilla (a temperatura ambiente) dejándola actuar varios minutos.

Aceite esencial:

El aceite esencial se encuentra en toda la planta, pero son sus flores las que se usan principalmente con fines medicinales y aromáticos. Este aceite ha mostrado efectos antimicrobianos contra ciertas bacterias, hongos y virus14

La manzanilla alemana es una fuente natural de aceite esencial de color azul. El color azul del aceite se debe a los sesquiterpenos. 

Además de los sesquiterpenos, la manzanilla contiene un grupo grande de compuestos activos y de interés terapéutico como los flavonoides, las cumarinas y los poliacetilenos, los cuales se consideran los componentes más importantes de la manzanilla.

 

Cómo utilizarla:

Internamente:

  • En infusiones: una cucharada de flores secas por taza de agua.

Externamente:

  • Lavados oculares: se utiliza una infusión más concentrada que la de uso interno, se deja reposando y se filtra antes de ser usada.
  • Baños: añadir de 2 a 3 litros (medio galón) de la infusión concentrada al agua de la tina. Hacer baños de infusión de manzanilla promueve un marcado efecto relajante y sedante.
  • Compresas: con la infusión concentrada. Se aplican sobre la zona afectada.
  • Aroma: usar un difusor con varias gotas de aceites esencial o usar directamente en la piel diluido en un aceite portador (coco, jojoba, semilla de uva, etc.).

Contraindicaciones:

La manzanilla es un antiinflamatorio muy potente15 que pudiera causar una constricción prematura del conducto arterial fetal tras el consumo materno de la infusión, por lo que no se recomienda si estás embarazada.16

Tampoco es recomendable usarla para los ojos si se posee alguna alergia al polen de sus flores.

 

 

Referencias:

  1. https://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/10412905.2002.9699903 
  2. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/19593179/ 
  3. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/17939735/
  4. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/18392512/
  5. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/2601356/
  6. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/18803230/ 
  7. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/19245460/ 
  8. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/16317658/ 
  9. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/19596520/ 
  10. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3210003/#ref72 
  11. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/7403307/ 
  12. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2995283/pdf/nihms250193.pdf 
  13. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30884918/ 
  14. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30172312/ 
  15. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2982259/pdf/nihms250190.pdf 
  16. https://obgyn.onlinelibrary.wiley.com/doi/pdf/10.1002/uog.6453

Related Posts

Receta: Infusión Sanadora

Receta: Infusión Sanadora

Mi historia con las infusiones (o tés) se remonta a cuando era niña. Viví varios años con mi tía abuela (hoy de 105 años de edad) en su casita de madera y zinc. Ella tenía por costumbre consumir muchas infusiones, en especial de jengibre, manzanilla […]

Receta: Infusión fría de Limoncillo

Si no conoces el limoncillo o “pasto de limón” se trata de una hierba similar en aspecto a la que consumen las vacas pero con olor y sabor a limón. En inglés se le conoce como lemongrass y su nombre científico es Cymbopogon citratus. El […]



Escribe un comentario:


error: El contenido de esta pagina está protegido.