Receta: Plantillas de plátano verde

Receta: Plantillas de plátano verde

Tengo una cepa de plátanos en mi terreno/huerto desde hace años. Los “hijos” me los regalaron con la promesa de que saldrían racimos de un mínimo de 60 plátanos. Los sembré y aún siguen produciendo luego de más de 7 años.

Normalmente, una cepa de plátanos duraría poco tiempo pues los hijos no son tan resilientes, suelen ser más susceptibles al ataque de nemátodos acortando su producción y prácticamente desapareciendo del terreno. Este no es el caso de los guineos, cuyas cepas pueden durar décadas. En la finca de mis padres, por ejemplo, hay cepas de guineos que tienen más de 60 años y continúan en producción. Es posible que esta sea una de las razones por las que los guineos son más baratos que los plátanos pues no son tan “delicados” en su producción.

Plátano-Guineo verde
Racimo de plátanos de mi huerto urbano.

Volviendo a los plátanos de mi huerto, resulta que son una variedad cruzada con guineo. La persona que me regaló la semilla nunca supo decirme cuál era el nombre de esta variedad pero hace poco descubrí que se trata de un plátano hondureño de los FHIA (aunque aún sigo tratando de identificar cuál de todos es pues son muchos). Entiendo que esto es lo que ha hecho que mis plátanos hayan durado tanto, el tener el guineo cruzado en sus entrañas lo hace más resistente y productivo.

Hace poco coseché un racimo que pesó más de 100 lbs y tenía 86 unidades de plátanos. Cada “mano” tenía unos 15 plátanos.

Lo que me encanta de este plátano-guineo es:

  • Su resiliencia 
  • No necesita de cuidados extremos
  • No necesita resembrarse como ocurriría con las variedades de plátanos que son puras.
  • Resiste plagas como los nemátodos
  • Crece muy fuerte y vigoroso
  • Es muy productivo
  • La textura es blanda algo que lo diferencia mucho del plátano regular.
  • Siempre hay excedente para regalar a vecinos, amigos y familia
  • Es perfecto para hacer mofongo, mangú, tostones y hasta masa para pasteles.

Algunos detalles de su cultivo:

  • La pámpana le crece como si fuera un guineo (ver foto arriba).
  • En su etapa de floración muestra unas flores blancas que atraen a reinitas, abejas y turpiales (todo un espectáculo).
  • Le gusta el clima caliente y seco. Lo digo porque intentamos sembrarlo en la finca de mi familia infructuosamente, no le gustó la humedad ni el clima fresco de la montaña en el centro de la isla.

Al tener una cosecha tan abundante, tengo que emplear mi creatividad culinaria para buscarle formas de cómo aprovecharlo. Cuando los plátanos aún están verdes me gusta hacer platanutres en la airfryer, tostones o mangú. Cuando están maduros me los como asados al horno o en un “piñón”.

 

Pienso que la forma más interesante de comerlos es cuando son verdes, pues tienen muchas posibilidades en cuanto al sabor. Es por eso que usé unos cuantos para hacer una especie de plantilla o tortilla para burritos o wraps. Esta receta la hice sin prisa alguna, un día cociné los plátanos y los dejé enfriar en la nevera, y al día siguiente, continué con el proceso de hacer las plantillas.

Las plantillas y tortillas son un elemento importante dentro de mi alimentación. Son muy versátiles y ayudan a salir de apuros cuando tienes mucha hambre y pocas ganas de cocinar. Estas las puedes hacer y congelar para usarlas en cualquier momento. Tienen un saborcito criollo que te recuerda la comida puertorriqueña, además de que te añaden perfiles de sabor distintos al de la típica plantilla de harina de trigo o de maíz.

Plantillas de Plátano Verde

junio 18, 2020
: 5 a 6 plantillas
: 1 hr

By:

Ingredients
  • Ingredientes:
  • 2 plátanos grandes cocidos (equivalente a 3 Tazas)
  • 1 ½ Taza de harina (ideal la de trigo integral)
  • 1 cda. de semillas de lino molidas (linaza)
  • 1 a 2 cdtas de ajo en polvo
  • Sal a gusto
  • Agua filtrada
  • Equipo:
  • Olla
  • Licuadora
  • Sartén antiadherente
  • Espátula de silicona o madera
  • Rodillo
Directions
  • Step 1 Pela y corta los plátanos verdes. Hiérvelos en una olla con agua y sal a gusto. Cuando estén blandos, sácalos y déjalos enfriar a temperatura ambiente.
  • Step 2 En una licuadora grande, coloca los plátanos, linaza, ajo en polvo y sal. Añade agua poco a poco y licúa hasta que quede bien triturada (no añadas agua de más) la mezcla debe quedar pastosa.
  • Step 3 Coloca esta mezcla en un envase grande y añade la harina poco a poco. Dependiendo del tipo de harina necesitarás más o menos. Mezcla con una cuchara hasta que esté bien incorporada. Haz bolitas de unas 3 pulgadas de diámetro.
  • Step 4 En una superficie plana, espolvorear un poco de harina y colocar la bolita. Puedes usar un rodillo para aplanar la bolita o una tortillera (tortilla press).
  • Step 5 Calienta un sartén a fuego medio y cuando esté caliente coloca la plantilla. Deja que se cocine de un lado y luego voltéala con la ayuda de una espátula para que se cocine del otro.
  • Step 6 Repite el proceso hasta que termines con todas las plantillas. Puedes congelarlas en una bolsa plástica para uso posterior.
  • Step 7 Sirve con vegetales, tofu, tempeh, hummus… las posibilidades son infinitas.

Algunas recetas que puedes utilizar para comer con estas plantillas son:

¡Buen provecho!

 


Related Posts

Receta: Escabeche de Gandules

Receta: Escabeche de Gandules

En una publicación anterior hablamos sobre los gandules y sus beneficios en cuanto a proteína, fibra, minerales, etc.  Ya que estamos en navidad, te presento una forma diferente de consumir gandules, más allá del típico arroz con gandules que se suele preparar en esta época. […]

Receta: Trufas de Limón y Coco

Receta: Trufas de Limón y Coco

En esta ocasión les presento una receta sencilla y rápida que no requiere ningún tipo de cocción. Utiliza ingredientes frescos, sin aditivos y puedes darle la forma que se te ocurra. Es perfecta para merendar entre comidas o para postre.  Es alta en fibra y […]



Escribe un comentario:


error: El contenido de esta pagina está protegido.